Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Balón de Oro y The Best: ¿premio doble o reparto entre Cristiano y Messi?

13 de diciembre de 2016 05:08 AM
25 0
Balón de Oro y The Best: ¿premio doble o reparto entre Cristiano y Messi?

Así como la globalización tuvo una retracción geo-política con el Brexit y la elección de Donald Trump, el fútbol también experimenta algunas reacciones proteccionistas con el fin de la convergencia que la revista France Football y la FIFA mantuvieron desde 2010 para entregar de manera conjunta el Balón de Oro al mejor futbolista del año. Con la llegada de Gianni Infantino al cargo que ocupaba Joseph Blatter, el vínculo se disolvió. Cada uno por su lado, con sus intereses comerciales y la defensa de sus propias marcas y prestigios.

La tradición le corresponde a la publicación francesa, que concede el premio desde 1956, cuando lo obtuvo el inglés Stanley Matthews. La FIFA instauró en 1991 el FIFA World Player (Lothar Matthäus fue el primero en obtenerlo) y tiene el peso institucional. Con la autoridad que se arroga la entidad de Zurich, para separarse de la pelota bañada en oro creó el premio The Best, cuyo ganador se conocerá en la gala del 9 de enero, en la capital suiza.

Mientras el Balón de Oro surgió de la votación de periodistas de 173 países, los directores técnicos y capitanes de los seleccionados determinarán quién alzará The Best.

El Balón de Oro de 2016 ya tiene dueño. No hubo sorpresas. Como se intuía, Cristiano Ronaldo se llevó el cuarto trofeo a su casa. Se suma a los que conquistó en 2008 (Manchester United), 2013 y 2014 (ambos con Real Madrid). Quedó a uno del récord de cinco que ostenta Lionel Messi. El delantero de Real Madrid, a quien el anuncio oficial de la premiación lo encontró llegando a Japón para disputar el Mundial de Clubes, se despegó de los que tienen tres balones en sus vitrinas: Johan Cruyff, Michel Platini y Marco Van Basten.

Cristiano Ronaldo se impuso con 745 puntos, más del doble de los que obtuvo Messi (316); tercero quedó Antoine Griezmann (Atlético de Madrid), con 198. Los tres son los finalistas para The Best.

Desde 2008, Messi y Cristiano Ronaldo ejercen un duopolio a la hora de elegir a la individualidad más destacada del año, con la arbitrariedad que eso conlleva en un deporte esencialmente colectivo.

Casi una década en la que fue uno u otro, primero o segundo. Siempre a la cabeza de las conquistas de sus equipos. El portugués lo estuvo en dos títulos que inclinaron la balanza: la Liga de Campeones, en la que fue el goleador con 16 tantos, y en la primera Eurocopa que levantó Portugal. En esas competencias que marcan tendencia, Messi se quedó en los cuartos de final, frente al Atlético de Madrid, y en la Copa América del Centenario volvió a frustrarse en la definición contra Chile, con penal desviado incluido. Y los dos títulos que sumó (Liga de España y Copa del Rey) no alcanzan para hacerle sombra a la cosecha del hombre de Madeira.

Con el premio desdoblado, ¿será posible distinguir a los dos, que haya dos reyes en ejercicio? Cuando FIFA y France Football iban por separada, las elecciones coincidían. Desde Europa, algunos medios especulan que Cristiano también se quedará con el primer The Best.

El fútbol asiste a un duelo de época, de dos estrellas, como lo fue el de Federer-Nadal o Senna-Prost. A favor de ambos se puede afirmar que ninguno de los otros cuatro grandes de la historia (Alfredo Di Stéfano, Pelé, Johan Cruyff, Diego Maradona) tuvieron un contemporáneo que les disputara la condición de número 1 con tantos méritos y a lo largo de tanto tiempo como ocurre con este cabeza a cabeza entre Messi y Cristiano Ronaldo.

Competidores natos, la rivalidad los potenció y el gran beneficiado fue el fútbol y quienes disfrutan de sus destrezas, potencia y genialidades. Ya no son dos jóvenes y ambos saben reconvertirse dentro del campo para seguir siendo influyentes y decisivos.

Cuando faltan menos de dos meses para que cumpla 32 años, Ronaldo trasladó su condición de delantero letal a posiciones más centrales, en la cercanías del N° 9. Sus goles no responden tanto a sus galopadas desde la izquierda hacia el centro, tras un vertiginosa conducción, sino que son obra de su instinto y remate para moverse en los alrededores del área. Lo que no disminuye es su ambición y voracidad para ser considerado el mejor. No esconde una cuota de egoísmo cuando se fastidia porque un compañero no supo buscarlo en el lugar y momento adecuados.

A Messi (29 años) quizá no le volvamos a ver un gol como el que le marcó a Getafe, una réplica del que Maradona le hizo a Inglaterra, pero vale la pena ser testigo de una evolución que lo muestra como un futbolista total del medio hacia adelante. Puede ser wing, centrocampista, enganche, centrodelantero. Todo lo hace bien y su lectura y comprensión del juego es cada vez más amplia. Al igual que al portugués, Leo tampoco es de aflojar o de entregarse a los brazos del conformismo. Lo anima un constante deseo de seguir en lo más alto.

Hay quienes ven en Cristiano a un jugador único y en Messi a un equipo completo. Los dos ganan partidos. El portugués lo hace desde la contundencia y el argentino desde el arte. Pueden ser mayoría los que consideran que Messi es inigualable, quizá el mejor de la historia, pero no son pocos los que reconocen que Cristiano hizo más que nadie para evitar que Leo reinara abriendo un abismo sobre el resto.

En una reciente entrevista con Marca, el ghanés Kevin-Prince Boateng (Villarreal), dijo que "Cristiano es el mejor jugador de la Liga. Lo tiene todo. Tiene derecha, izquierda, cabeza, velocidad...". Y enseguida agregó una salvedad; "Bueno, en este planeta Cristiano Ronaldo es el mejor. Leo Messi no es humano, es de otra galaxia".

La hegemonía no quita que se alcen voces denunciando la injusticia de que Xavi antes, o Iniesta, Modric o Griezmann ahora, sean meros testigos de un premio que los deja recurrentemente con las manos vacías.

Balón de Oro, The Best... Todo premio confluye en Messi y Cristiano. Quizá la originalidad sea inventar uno nuevo que los excluya y se lo dispute el resto de la comunidad futbolística.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0