Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Los espectaculares números de la carrera de Usain Bolt, que terminó con una lesión y sin medalla

12 de agosto de 2017 10:41 PM
14 0
Los espectaculares números de la carrera de Usain Bolt, que terminó con una lesión y sin medalla

Sería un final por todo lo alto. Usain Bolt conquistaría el oro y se despediría como un rey de la pista.

Pero este sábado algo inesperado le ocurrió al que es reconocido en el mundo como el mejor velocista de todos los tiempos.

Bolt se lesionó en la última recta de la final de relevos de 4x100 metros en el Campeonato Mundial de Atletismo de Londres, la última cita deportiva grande en la que participó en su carrera.

El atleta trastabilló, cayó al suelo y se tapó la cara. Mientras tanto, el equipo de Gran Bretaña se coronó campeón.

En el segundo lugar llegó Estados Unidos y el bronce se lo llevó Japón.

El resultado fue una rara decepción para Bolt, quien ha ganado nueve oros olímpicos y 11 títulos mundiales, además de sostener el récord mundial en las categorías de 100 y 200 metros.

A pesar del dramático final, el jamaiquino se convirtió este sábado en una leyenda.

Es el corredor más rápido de la historia. Bolt ha establecido los últimos tres récords mundiales de los 100 metros y hace nueve años que rompió el primero.

Bolt batió el récord de los 9,74 segundos de su compatriota Asafa Powell al correr los 100 metros en 9,72 segundos en mayo de 2008 y luego lo bajó hasta los 9,69 segundos en los Juegos Olímpicos de Pekín a finales de ese año.

Tras el Campeonato del Mundo de 2009 en Berlín, recortó más de una décima de segundo de su propio récord, corriendo en 9,58 segundos.

Fue en 1972 cuando el estadounidense Donald Lippincott corrió los 100 metros en 10,6 segundos en Estocolmo (Suecia), fijando el primer tiempo reconocido por la recién creada Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés).

Jim Hines, en 1968, fue el primer hombre que logró bajar de los 10 segundos, pero tuvo que pasar casi un siglo para que el tiempo de Hines se redujera en un segundo entero, gracias a Bolt.

Ha corrido más rápido, más veces. La lista de la IAAF (que no incluye el Mundial de Londres) de todas las carreras de 100 metros que bajaron de los 10 segundos muestra que solo un puñado de rivales se acercan a los tiempos de Bolt.

Desde Hines, otros 124 hombres han conquistado la marca de los 10 segundos.

Pero ninguno salvo Bolt, los otros dos jamaiquinos Yohan Blake y Asafa Powell y los estadounidenses Justin Gatlin y Tyson Gay (destacados en el gráfico) han corrido por debajo de los 9,78 segundos.

El mismo Bolt ha conseguido hacerlo unas increíbles nueve veces en total: más que cualquier otra persona.

Obviamente, no todo se trata de los 100 metros. Bolt sobresale también en los 200 y es el único hombre que tiene récords en las dos distancias desde que la IAAF empezó a utilizar el cronometraje automático en 1977.

En las Olimpiadas de 2008 de Pekín, Bolt rompió el récord de los 200 metros en 19,32 segundos del velocista Michael Johnson (que duraba 22 años), con una carrera en 19,30, antes de bajarlo a los 19,19 un año después en Berlín.

Es increíblemente consistente. Dejando de lado Londres 2017, Bolt ha ganado todas las carreras olímpicas y de campeonatos mundiales en los que ha participado desde 2008.

En Río 2016, completó un triple sin precedentes de medallas de oro olímpicas consecutivas en los 100, 200 y los 4 × 100 metros relevos, convirtiendo a Bolt en "inmortal", en sus propias palabras.

Desde entonces, Bolt ha perdido la medalla de relevos que logró en 2008 después de que su compañero de equipo Nesta Carter diera positivo en un examen de dopaje retrospectivo, lo cual afectó a todo el equipo.

Carter ha presentado un recurso ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte.

La carrera de Bolt en los campeonatos mundiales tiene solo dos "manchas": la medalla de bronce en Londres 2017 y una salida falsa en los 100 metros en Daegu, Corea del Sur, en 2011, lo cual lo descalificó de manera automática.

Desde 2008 en adelante solo ha perdido una vez en los 200 metros: fue frente a su compatriota Blake en el Campeonato Nacional de Jamaica, en 2012.

Blake también ganó los 100 metros en el mismo evento, una de las únicas cinco veces que Bolt no ha podido ganar en esa distancia en una competición importante.

Gatlin, Christian Coleman, Powell y Gay son los únicos atletas que han logrado vencer a Bolt en los 100 metros.

Es aun más rápido de lo que crees. Bolt corrió los 10 metros más rápidos de su récord mundial de los 100 metros en 0,81 segundos. Esto equivale a unos 44,51 km/hora, una velocidad cercana a la de un caballo al galope.

Pero el jamaiquino ha corrido los 100 metros por debajo de los 9,58 segundos cuando ya está en movimiento. Bolt corrió la segunda mitad de la carrera de 200 metros en la que hizo 19,19 segundos en solo 9,26 segundos, y ha corrido por debajo de los 9 segundos varias veces en los 4 × 100 metros relevos, incluso llegando a los 8,65 segundos en 2015.

Dicho esto, la edad y las lesiones han dejado su huella inevitable en Bolt, que tiene ahora casi 31 años. Sus mejores tiempos de temporada se han ralentizado y ha corrido con menos frecuencia.

En 2016, hizo los 100 metros en 9,81 segundos y los 200 metros en 19,78 segundos, tiempos lentos para sus estándares, pero tiempos ganadores en todo caso.

¿Cómo lo hace? No hay una respuesta sencilla, pero un estudio de Mackala Krzysztof y Antti Mero publicado en el Journal of Human Kinetics concluyó que su estatura de 1,95 metros es uno de los factores que le dan ventaja sobre sus competidores.

Ser alto se percibe normalmente como una desventaja para los velocistas al comienzo de las carreras porque puede ser un obstáculo en la fase de aceleración inicial, cuando los corredores ganan velocidad en un ángulo hasta que empiezan a correr enderezados.

Pero los investigadores dicen que a medio camino "la altura del cuerpo de Bolt que resulta en grandes zancadas hace posible que pueda mantener una velocidad alta durante un tiempo mayor y desacelerar a una tasa más lenta que otros velocistas más bajos".

Y esa amplitud de zancada puede alcanzar, de media, los 2,47 metros. Esto es 20 centímetros más que la mayor parte de sus competidores, lo que no evita que él logre además mantener una elevada frecuencia de zancada.

Es una combinación devastadora para sus rivales, ya que cuando Bolt está en vuelo, puede ganar ventaja con cada paso.

El jamaiquino cubrió el récord mundial de los 100 metros en menos de 41 zancadas, mientras que los otros finalistas lo hicieron de media en casi 45, concluyeron Krzysztof y Mero.

¿Pero qué pasa con el comienzo lento que caracteriza a los velocistas altos? Pues que eso no suele sucederle a Bolt.

Es cierto que es más lento en los bloques de salida que otros competidores: si se ven sus tiempos de reacción en sus carreras olímpicas y de campeonatos mundiales de 100 metros (salvo su salida falsa en Daegu en 2011), antes de Londres su media era de 0,158 segundos, mientras que otros finalistas tardaron de media 0,149 segundos.

Pero según Michael Johnson, en sus mejores carreras Bolt consigue tiempos similares en la fase de aceleración a los de otros corredores más lentos. "Verás que en los primeros 30 metros aproximadamente él está al nivel de los corredores más bajos, lo cual es raro", dijo Johnson al Canal Olímpico.

En su carrera de récord del mundo, Bolt fue el más rápido en todas las fases. Ya estaba de primero a los 20 metros y fue el más rápido en todas las siguientes secciones de 20 metros.

En Londres 2017, sin embargo, su tiempo de reacción de 0,183 fue lento para sus estándares y 0,031 más lento que el resto de corredores de esa carrera.

Con Bolt, siempre hay algo más que la carrera. Desde sus poses o los momentos en que hace el tonto en la pista, a su declaración de que comió "alrededor de 1.000" nuggets de pollo en las Olimpiadas de Pekín, su personalidad juguetona le ha otorgado un estatus de superestrella.

Las críticas ocasionales que se le han hecho por "fanfarronear" antes de cruzar la línea de llegada no han manchado su reputación de cara a sus seguidores.

En vísperas de su retirada, es uno de los atletas de pista más populares en las redes sociales, con casi 19 millones de seguidores en Facebook, 7,1 millones en Instagram y 4,75 millones en Twitter.

Con la fama llegan los patrocinadores. Contratos con Puma, Mumm, Advil y otras marcas pusieron sus ganancias anuales en los US$34,2 millones en 2016-17, según la revista Forbes, quien lo colocó en el número 88 en su lista de los 100 famosos mejor pagados.

Bolt dona fondos a organizaciones de beneficencia a través de su fundación, incluyendo el apoyo económico para muchos años a su antigua escuela secundaria en la parroquia de Trelawny, en Jamaica.

¿Pero se bajará ahora del escenario mundial para pasar a la sombra? El hombre ha dicho que quiere "relajarse un poco, disfrutar lo máximo posible".

Pero no hay duda de que el mundo del deporte le echará de menos. El presidente del IAAF, Lord Coe, le dijo recientemente a la BBC: "Lo que vamos a echar de menos es la personalidad. Queremos que el atletismo tenga personalidad".

Escrito por Christine Jeavans. Diseñode Gerry Fletcher. Estadísticas adicionales proporcionadas por Mark Butler.

Fuente: bbc.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0